Soda (pero para limpiar e iluminar la piel)

Belleza 06/02/2020
¿Cuál es el secreto de la piel perfecta de las orientales? Además de la genética, la alimentación y el estilo de vida… ¡el agua gasificada! Si, aunque resulte increíble, esta nueva tendencia de limpiar la cara con soda está haciendo furor por su sencillez y por los beneficios que aporta.
AP_lIMPIEZA-SODA-800x401

Pero, ¿por qué el agua con gas? Porque incorpora beneficios adicionales a la limpieza tradicional: en primer lugar, realiza una higiene más profunda. Las burbujas ayudan a remover la suciedad y el aceite depositados en los poros, lo cual ayuda a controlar el exceso de grasa, haciendo que la piel se oxigene y se vea más sana e iluminada. Esto hace que la soda resulte ideal para pieles mixtas y acneicas; pero además, para cualquier tipo de cutis, aún los más sensibles, porque su efecto burbujeante genera una presión suave que limpia y elimina toxinas en profundidad, sin resultar abrasiva.

Otra de las ventajas del agua gasificada es que, a diferencia del agua común -que necesita calentarse para ser vasodilatadora-, el agua carbonatada (soda) lo es incluso a temperatura ambiente. Este efecto vasodilatador genera un impacto positivo en la distribución de nutrientes. ¿Algo más? El pH del agua con gas es igual al de la piel (5.5), por lo tanto, no la irrita (y esto la convierte también en la indicada para cutis sensible).

Finalmente, el agua con gas tiene propiedades reafirmantes, debido a su alto contenido de calcio, lo cual favorece el metabolismo celular y estimula la producción de colágeno, responsable de que el rostro luzca más firme.

El método de limpieza con soda es idéntico al lavado de cara común y no demanda esfuerzo extra. Sin embargo, los especialistas sugieren no realizar la higiene con agua gasificada todos los días ni por un lapso prolongado (no más de 10 segundos), ya que el cutis podría acostumbrarse. De igual forma, no está indicada para quienes tienen rosácea. La limpieza con soda se recomienda cada dos días para quienes tienen la piel grasa, y de una a dos veces por semana para el resto de las pieles.

Según el informe Google Beauty Trends 2017, el hábito de la higiene facial con soda es masivo en Japón y en Corea y, progresivamente, se está extendiendo por el resto del mundo.

Te puede interesar