Inventó un carbón ecológico para el asado

Noticias 23/03/2021 Por Brando
Creó el producto a base de cáscara de arroz.
carbon eco

¿Quién es?

Facundo Cabrera (29) es fundador y CEO de BrasUP, un emprendimiento enfocado en soluciones para los amantes del asado.

¿Qué hizo?

Ideó un carbón ecológico a base de desechos orgánicos.

¿Cómo lo hizo?

Renovar el ritual del asado no es fácil: se trata de uno de los hábitos y costumbres más arraigados del país, que incluye secretos y fórmulas propias en cada asador. Pero en eso está involucrado Facundo Cabrera, un joven emprendedor correntino que primero presentó una caja de carbón con autoencendido natural, luego lanzó una línea de parrillas portátiles y recientemente desarrolló el primer carbón ecológico. “Es un producto único en Argentina y la región de Sudamérica, producido en la ciudad de Corrientes y elaborado en un 100% con desecho orgánico porque tiene como punto de partida la reutilización de la cascarilla de arroz. Lo presentamos al mercado después de más de un año y medio de investigación, muchas pruebas y errores”, explica Facundo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de BrasUP (@bras.up)

Es un producto único en Sudamérica, producido en la ciudad de Corrientes y elaborado en un 100% con desecho orgánico: tiene como punto de partida la reutilización de la cascarilla de arroz.

El tradicional carbón vegetal, el más utilizado a la hora de hacer asados en la Argentina, se produce por calentamiento de madera hasta temperaturas que oscilan entre los 400 y 700 °C, y en la gran mayoría de los casos se recurre a la tala de árboles para su producción. Este proceso fue un gran motivador para pensar que la industria del carbón necesitaba un cambio: “Me sorprendió que no haya una alternativa al carbón vegetal, así que decidí comenzar la investigación para dar con un reemplazo 100% sustentable. Encontré que en Tailandia se produce una alternativa al carbón vegetal con cáscaras de coco y otra con bambú. En Brasil están comenzando a probar también con cáscara de coco y en Estados Unidos lo producen con restos forestales”, añade Cabrera.

Con esos antecedentes nació BrasUP, un emprendimiento basado en soluciones y herramientas para el mundo del asado, donde el carbón ecológico es uno de los productos estrella. “En Argentina no existía ningún carbón ecológico: fue nuestro principal desafío”, dice. La investigación previa lo condujo a descubrir que la cascarilla del arroz podría ser una buena opción, sobre todo en Corrientes, capital nacional de ese cereal. Para lograr este producto también fabricó la máquina con la que se realiza el carbonizado, que es la única en la región porque fue elaborada con elementos reciclados y reutilizados. Se trata de un carbonizador por pirólisis, proceso que transforma la materia con alta temperatura y ausencia de oxígeno, en el que la cascarilla de arroz se carboniza sin quemarse y luego continúa el proceso hasta convertirse en un compacto listo para usar. En un futuro también podrían usarse cáscara de nuez, almendra, maní, coco y hasta restos de poda.

Facundo señala que, además de ser ecológico, este carbón logra lo que todo asador quiere: un poder calorífico y una durabilidad mayor que el carbón vegetal. “Además, no hace chispas ni ensucia”, concluye el emprendedor.

Te puede interesar