Logomanía, la tendencia que regresa

Moda 09/05/2021
Las marcas más famosas desarrollaron sus monogramas en la efigie de su logotipo. Una forma de ser identificable. A los amantes de la moda les encanta, pero el ejercicio puede resultar difícil.
logomania 1

Ser una marca de lujo en 2021 no es tan fácil como uno imagina. La competencia es feroz, la crisis es violenta y las tendencias pasan rápidamente de moda. Entonces, hay que competir en inventiva y crear elementos reconocibles, que puedan impulsar la casa. Una forma de conseguirlo es crear un monograma, es decir, un estampado específico de la marca que, con frecuencia, retoma las líneas del logotipo de esta última.

Efectivamente, más allá de ser un elemento  de moda, el monograma permite de alguna manera publicitar la marca en la calle y de forma gratuita. Nada mejor que una prenda desgastada y con monograma para alabar los méritos de una casa. Muchos de ellos desarrollaron su logo de firma. Fendi, Dior, Burberry o Balmain, que resucitó la suya recientemente … Ahora son mónadas en cada colección y los directores artísticos buscan constantemente nuevas formas de reinterpretarlas de una manera moderna.

El peligro más grande es que la impresión del monograma mal utilizado puede dar un aspecto desaliñado. Hay que tener cuidado con esta arma de doble filo y para ello, nada mejor que seguir el paso a algunas influencers que nos devolvieron las ganas de llevar con altura el fanatismo por el logo.

CÓMO LLEVAR EL MONOGRAMA SIN QUE SEA DEMASIADO

El principal riesgo de este motivo, es llevarlo sin precisión. Si queremos abordarlo, no importa qué marca elijamos. Lo importante es hacerlo con cierta moderación. Una pieza con monograma por atuendo, no más. O unas zapatillas, un bolso de mano, un vestido… Pero evitamos combinar varios. 

Y sobre todo varios de diferentes marcas: cacofonía y descontrol garantizados. Otro riesgo a tener en cuenta: asociar el monograma con otro estampado. Será difícil (pero no imposible) hacer coincidir un monograma con tartán, flores, o Príncipe de Gales. Por eso, cuanto más suaves seamos, mejor será el resultado.

Te puede interesar