Gastó 10.000 dólares en la reducción de sus senos, pero le volvieron a crecer

Apenas 9 meses después de la cirugía, los pechos recuperaron el tamaño que tenían antes.
es-cantante-gasto-10-000___wa1j4SdhR_1256x620__1

Bethanie Lyon, una cantante de 24 años, de Los Ángeles, California, se sometió a una cirugía reductora de senos por la que pagó 10.000 dólares. De esta manera, pensaba deshacerse de ese busto XXL que siempre la había molestado tanto.

Sin embargo, quedó devastada cuando tan sólo nueves meses después de la intervención sus pechos volvieron a recuperar su tamaño.

Una esperada decisión

Después de años de luchar contra el dolor de espalda, de probarse ropa que nunca le quedaba bien y de notar que la gente miraba más su pecho que su cara, Bethanie estaba feliz con la decisión que había tomado: se operaría el busto. De ese modo, bajaría unos cuantos talles su sostén y su vida sería diferente.

La operación, finalmente, se realizó en julio de 2019, detalla The Sun.

Sin embargo, solo tres meses después, toda la alegría que le había traído la cirugía comenzó a esfumarse. ¿Por qué? Porque sus senos habían vuelto a desarrollarse. De hecho, nueve meses después ya habían alcanzado casi el mismo tamaño que antes. 

“Fue tan frustrante como desgarrador, honestamente, estaba tan feliz después de la cirugía con mi apariencia", recordó la cantante. "Después de haber pasado por tanto dolor, sentir que todo fue inútil fue realmente difícil de aceptar", sumó.

Su historia de vida

Desde pequeña, su busto comenzó a crecer. A los 14, Bethanie ya sabía que iba a tener pechos grandes. “Siempre me avergoncé un poco de su tamaño", contó la joven que también trabaja como bailarina.

“Siempre me avergoncé de su tamaño -cuenta hoy, recordando aquellos tiempos-. La gente comentaba constantemente y sentía que eso era todo lo que veían de mí, sólo me asociaban con tener pechos grandes". 

Pero su busto también impactaba negativamente en su trabajo. Es que no solo le pesaba sino que sentía que se veía "estúpida" cuando bailaba.

Y, por supuesto, siempre tuvo inconvenientes para encontrar prendas que le quedaran bien. "Tampoco podía usar mucha ropa que quería porque no me quedaba en el pecho", relata.

Apenas cruzó la barrera de los 20 años, sus padres la ayudaron económicamente para afrontar la cirugía de reducción de senos. Finalmente llegó el día: el 12 de julio de 2019 se operó en la clínica Cool Spring Plastic Surgery.

Si bien quedó encantada con el resultado y el nuevo tamaño de su busto, el postoperatorio no fue sencillo. "Lloraba cada vez que tenía que levantarme del sofá durante la primera semana porque tenía mucho dolor. Sentía como si mi piel se estuviera desgarrando", relata.

Volver a empezar

El primer signo de que sus pechos estaban recuperando su tamaño lo tuvo en una prueba de vestuario. Ocurre que Bethanie regresó a los escenarios y en el set de "The Wedding Singer" literalmente las costuras de su vestido "saltaron" cuando intentó cerrar el cierre.

"Con el paso de los meses, se hicieron más y más grandes hasta que, después de aproximadamente nueve meses, volvieron al tamaño que tenían antes... O tal vez un talle menos", dice.

La joven admite que le habían indicado que éste era uno de los riesgos de la cirugía ya que en raras ocasiones podrían volver a crecer. Pero por supuesto nunca pensó que eso sucedería.

Hoy, dos años después de la cirugía, Bethanie afirma que aprendió a aceptar su cuerpo tal como es y que ya no se avergüenza tanto de sus senos tanto como solía hacerlo.

Sin embargo, esto hizo que reconsiderara su carrera como bailarina. Actualmente focaliza todo su talento en crecer como cantante. 

Te puede interesar