Sombra verde: vuelve el fetiche del look de los ’70

La gama del verde es irresistible: ofrece múltiples posibilidades cromáticas, va genial con casi todos los colores de ojos y marca la tendencia.
ojos

El verde, uno de los tonos más contundentes y atrevidos en el maquillaje de ojos, está comenzado a reflejarse no sólo en los looks de pasarela sino también en las redes y en el streetwear. Así, desde la última temporada de las semanas de la moda internacionales, se vieron párpados pintados de verde al mejor estilo setentoso y haciendo gala del “color de la esperanza” en todas sus gamas y posibilidades.  

Desde el lima (flúor y brillante) al pistacho y esmeralda metalizado, pasando por el verde seco y ahumado, el tono se introdujo en los maquillajes de la alfombra roja.

¿La razón? En primer lugar porque el verde le muy queda bien a la mayoría de los colores de ojos; como recomiendan los expertos, solamente hay que ir jugando con la escala cromática y buscar el tono (más cálido o más frío), que mejor destaque el iris. Pero además porque resulta una excelente opción de agregar un destello de color sin alejarse demasiado de la zona de confort.

Tips de uso: las mil maneras de adoptar el verde

No hay forma de resistirse. Desde las sombras sutiles en polvo en la gama del acqua iridiscente hasta los crayones o texturas cremosas en esmeralda vibrante. No hace falta “trabajar” mucho en el esfumado porque el párpado en bloque es la tendencia cuando se trata de este tono.

Y para las que prefieran una opción más arty, el delineador líquido en cualquiera de los tonos de la gama es el favorito cuando se combina con trazos de ojo de gato.

Otra variante súper trendy es la sombra verde combinada con efecto glossy. Y finalmente, como se vio en la pasarela de Emporio Armani, la combinación de musgo brillante con una línea verde pastel.

Te puede interesar