Trigger points o puntos gatillo: una contractura dentro de otra contractura

Conocido como Trigger point o síndrome miofascial, un punto gatillo es simplemente un nudo muscular, a menudo muy doloroso. Te contamos qué lo causa, cómo reconocerlo y, sobre todo, cómo tratarlo.
masajes

¿Sos propenso a sufrir dolor e inflamación muscular? ¿Y si la solución fuera simplemente tratar los puntos gatillo o trigger points? Prestá atención porque estos nudos están presentes en todas partes del cuerpo.

¿Por qué se forma un trigger point?

La formación de un punto gatillo puede deberse a una sobreestimulación de los músculos en muchas situaciones. Por nombrar algunos, pensamos en sesiones deportivas demasiado intensas, posiciones de trabajo mantenidas durante mucho tiempo o gestos a veces demasiado repetitivos en nuestra vida diaria. En estos casos, la circulación sanguínea se vuelve menos fluida, condenando el área a la falta de oxígeno y la acumulación de toxinas. Esto puede provocar trastornos musculoesqueléticos como rigidez articular o muscular, entumecimiento, sensación de hormigueo o incluso tendinopatía, dolor de cuello o cualquier otro dolor físico. En resumen, tan pronto como se siente la fatiga muscular, se forman los puntos gatillo. Y, sin embargo, todo el mundo puede verse afectado.

¿Cómo reconocer un punto gatillo?

Reconocible a la palpación, el punto gatillo da como resultado una “induración”, es decir, una zona dura, en forma de carozo de aceituna en el cuerpo muscular. El examen se realiza en la dirección longitudinal de las fibras musculares. Por ejemplo, para los bíceps, partimos del codo hacia el hombro. Y si para el fisioterapeuta, habitualmente ante estas dolencias y con la ayuda de un mapeo específico, es más fácil reconocerlas, no es lo mismo para la gente común y corriente.

Entonces, ¿cómo deshacernos de estos nudos en casa?

Sola no es fácil encontrar los puntos gatillo. Además, si siente dolor en la pantorrilla, glúteos, espalda o cualquier otra zona inaccesible, ¿qué hacer? Algunas marcas han desarrollado accesorios para masajes. Frédéric Martinek, formador de TriggerPoint, explica la técnica de un típico automasaje en tres pasos a seguir (que se pueden repetir):

* Identificar la zona dolorosa y buscar su punto de tensión.

* Presionar el punto de tensión para bloquear el flujo sanguíneo durante 30 segundos.

* Masajear durante 1 minuto con movimientos circulares para reactivar la circulación de sangre y oxígeno a esta zona tensa y reparar suavemente el músculo. Para realizar este automasaje, se dispone de varias herramientas que permiten el acceso a todas las zonas de su cuerpo, como rodillos de masaje, bolas de masaje o bastones de masaje. Cada accesorio tiene su especificidad según tus necesidades.

Te puede interesar