Glam Catamarca Glam Catamarca

Accesorios it: están oficialmente de vuelta

Los zapatos y carteras de exhibición llegaron para quedarse. Y esta vez se usan como cualquier otra pieza.

Moda
moda

La noción misma de símbolos del consumo ostentoso de principios de siglo, las Fendi Baguettes, las Chloé Paddingtons, las Dior Saddles y muchas otras que cuestan más de mil dólares, de repente comenzaron a parecer vulgares. Hasta hubo informes que afirmaban que mujeres potentadas, camuflaban sus Birkins dentro de las bolsas de compras de las farmacias.

Es curioso lo pintoresco que suena todo esto hoy en día, cuando los precios de algunos de los bolsos más codiciados de la temporada ahora se acercan a las cinco cifras, y el mercado de reventa de íconos pasados como la serie colaborativa Takashi Murakami de Louis Vuitton se convirtió en una industria en sí misma. Pero los tiempos cambiaron, y lo que parece ser un resurgimiento de accesorios más grandes y audaces (y no solo bolsos) en las pasarelas, marca un enfoque más matizado del diseño para una audiencia que llegó a apreciar el exceso de declaración como una oportunidad de inversión.

“Cuanto más fantástico sea el accesorio, mejor”, dice Paul Andrew, ex director creativo de Ferragamo, quien relanzó su colección de calzado exclusivo para el otoño. Si bien Andrew alguna vez fue considerado un aspirante al trono de Manolo por su estilo elegante, su nueva colección es decididamente más llamativa, con brillantes cuñas de plexiglás y tacos de cristal Swarovski, inspirada en lo que él ve como un regreso a la era de los ‘90.

“La gente tiene este deseo reprimido de volver a vestirse después de años de estar en casa”, dice Andrew. “También existe esta cultura de Instagram, donde todo es más sexual.”

Curiosamente, después de años de ver cómo los accesorios se reducían a proporciones cómicamente pequeñas, como el Jacquemus Le Chiquiti a escala de una casa de muñecas, las colecciones de otoño destacaron piezas de exhibición que parecían volverse más exageradas en su teatralidad, desde la sandalia con lazo plateada de Jonathan Anderson en Loewe” hasta la última versión de Nicolas Ghesquière del monograma de Vuitton.

Hay muchas teorías sobre por qué se da esta vuelta, ninguna tan obvia como el deseo de dejar atrás la miseria de la pandemia. Han Chong, el fundador y director creativo de la colección Self-Portrait con sede en Londres, dice que estaba charlando con amigos sobre su nostalgia por los relativamente menos estresantes años 90 cuando se le ocurrió la idea de Bow Bag.

“Ese fue un momento en que todo estaba inspirado en videos musicales y la gente se divertía mucho”, dice Chong. “Una idea simple, pero de máximo impacto”. Daniel Roseberry, director artístico de Schiaparelli, también ve una conexión de los 90 en la forma en que los músicos y artistas influyen en la moda y la cultura pop de hoy. “Se siente similar en el sentido de que un poco de vulgaridad se siente relevante, siempre y cuando se haga con sentido del humor y mucho encanto”, dice.

No en vano, el Instituto de Investigación Credit Suisse clasificó recientemente los bolsos de Chanel como uno de los principales artículos para coleccionar como protección contra la inflación, junto con las obras de arte tradicionales chinas y los relojes de lujo. “Es como hacer una inversión.”

Estas piezas de lujo con alta visibilidad en las redes sociales, como los costosos bolsos Anatomy de Schiaparelli, con caras, son muy difíciles de conseguir en las tiendas, lo que aumenta aún más su atractivo.

“Esto es más importante hoy en día para los consumidores que en los años 90”, dice Morgane Halimi, directora de bolsos y accesorios de Sotheby's. “Uno quiere invertir en dos aspectos: piezas duraderas y que puedan retener el valor”. Su elección de hoy sería el bolso Heart de Chanel, otro recuerdo de los ‘90 revivido por la diseñadora Virginie Viard en la colección de primavera de 2022. “Es extremadamente deseable, y la forma de corazón lo convierte en un accesorio divertido, que juega con el patrón acolchado clásico de Chanel”, dice Halimi.

Jodi Kahn, vicepresidenta de moda de lujo de Neiman Marcus, dice que los clientes buscan accesorios más audaces en Versace y Balenciaga, y señala que, al igual que a principios de la década de 2000, "los logotipos están de vuelta y tienen una gran demanda", aunque hoy son menos llamativos. “Ahora, el reconocimiento de los bolsos de mayor tendencia está determinado por múltiples factores: la calidad de los materiales, colores, formas, monograma y logotipo”, dice Kahn. Destacan en su lista de deseos la bandolera Cassandra de Saint Laurent y el One Stud Satchel de Valentino.

Tiffany Hsu, directora de compras de moda de Mytheresa, señala que el aumento de los viajes, las galas y las bodas también impulsó el interés por los accesorios llamativos que se pueden incorporar en un guardarropa de todos los días. “Por ejemplo, bolsos como el Balenciaga Le Cagole están disponibles en muchas versiones diferentes que se pueden usar de día o de noche”, dice. “Un favorito reciente, el Prada Cleo, viene en una opción deslumbrante que se puede combinar con jeans y una camisa blanca para un outfit diario que es toda una declaración”.

Ese sentimiento resuena con diseñadores como Roseberry. "Debido a las redes sociales, creo que cada vez es más difícil encontrar situaciones cotidianas que no merezcan algo extraordinario: un bolso loco o un zapato surrealista o joyas realmente grandes", dice. “Esto convierte al look en algo performático, así que creo que cuanto más fuerte el accesorio, mejor”.

Te puede interesar

Lo más visto

moda

Conocé a Tavo García: el diseñador del momento

Por Mercedes Farre (Elle)
Moda

Su pasión por el diseño ya se dejaba ver cuando de chico ordenaba la caja de hilos de coser de su abuela y confeccionaba vestidos para las muñecas de sus amigas. Hoy, con 28 años, este uruguayo soñador y talentoso, es nuestro favorito (¡y el de todas!).

Recibí nuestras noticias