En 7 años, Catamarca tuvo un crecimiento turístico del 485 por ciento

Noticias 18/02/2019 Por www.prensanoa.com
La secretaria de Turismo provincial, Natalia Ponferrada, reveló algunos de los secretos que le permitieron a la provincia dar ese gran salto que generó mejoras en la vida de los catamarqueños al generar, entre otras cosas, mejores y más fuentes laborales.
Ver galería 001 winwwm glam1
1 / 9 - Campaña Wineem en Catamarca

En los últimos años, Catamarca se posicionó a nivel nacional a través del turismo religioso, que trasciende a la temporada de verano. En ese sentido, la secretaria de Turismo de Catamarca, Natalia Ponferrada, contó cómo se logró la transformación desde 2011 hasta la fecha. 

Ponferrada está en el cargo desde 2011. En su primera gestión, que se extendió hasta 2014, se incrementó aproximadamente un 400 por ciento la llegada de turistas a Catamarca. Y entre 2015 y el presente, los números crecieron un 85 por ciento. "Es un número importante, pero no un milagro. Es fruto de mucho esfuerzo conjunto y coordinado. Para llegar a ese valor trabajamos en un principio en cinco campos de actuación que definimos como mejoramiento de la gestión integral de la organización, desaroollo de la oferta turística, gestión de la calidad, estrategias de marketin y promoción e inversiones y formas de financiamiento de la actividad turística", detalló. 


Además, recordó que a partir de 2013-2014, su área elaboró un Plan Estratégico Provincial de Turismo Sustentable a desarrollarse en 10 años. El mismo permitió un ordenamiento de la actividad en los sectores público y privado. "Hoy la actividad turística en Catamarca está profesionalizada, no se trata de un mero 'hobby'", destacó.


Profesionalizar la actividad turística implicó, entre otras cuestiones, la formación de las personas para que brinden atención adecuada a los visitantes, pero también para que trabajen en mejorar la calidad de los productos y servicios que tienen para ofrecer. "En este sentido, hemos organizado más de 100 talleres de capacitación para más de 2.000 de nuestros artesanos. Lo uqe pretendemos con esta formación es que podamos medir y mejorar los estándares de producción y de comercialización", explicó. 


La funcionaria, además destacó que la profesionalización de la actividad turística beneficia a los artesanos y a la economía catamarqueña al sacarlos de un marco de informalidad. "Un gran número de ellos ha ingrasado al sistema de monotributo y eso les ha permitido, con la orientación que les brindamos desde la Secretaría de Turismo, que accedan a mejores posibilidades de inversión, a líneas de crédito y a otras cuestiones más simples como recibir tarjetas de crédito para la comercialización de sus productos". 


Sobre el impacto de las políticas de Turismo, Ponferrada destacó que el primer resultado fue a nivel interno, ya que la gente comenzó a percibir la actividad turística como una alternativa para mejorar la economía personal. Otra pata importante en el proceso que comenzó con esta gestión fue el estímulo a las inversiones. "Venimos realizando convocatorias de concursos de proyectos turísticos para entregar créditos a pequeños y medianos emprendedores en distintas actividades turísticas. Hemos apostado a líneas de crédito propias, no sólo a las entidades financieras y a las del programa nacional Emprender Turismo, para el fortalecimiento al micro emprendedor turístico con el fin de brindar asistencia y capacitación para la formación de emprendedores y desarrollo de sus planes de negocio", comentó.


La especialista en turismo también remarcó que se trabajó fuertemente para revalorizar las artesanías catamarqueñas. "Parte de este esfuerzo se ve en la elección de una manta de vicuña, realizada por una de nuestras artesanas, como obsequio para el esposa del ex presidente Barack Obama durante su úl2ma visita a la Argen2na, en el poncho que el Presidente regaló al papa Francisco cuando estuvo en el Va2cano, y en las chalinas que se obsequiaron a los líderes del G20 que vinieron a nuestro país a fines de 2018", ejemplificó.

La reglamentación de la Ley 5267, también clave
Ponferrada recordó que si bien fue sancionada en 2009, la misma no se había reglamentado. "Nos comprometimos en esa tarea porque trae muchos beneficios al sector turístico. Por ejemplo, que el Estado provincial reconoce sobre los impuestos hasta un 40% de las inversiones privadas en infraestructura destinada al turismo, exime de impuesto inmobiliario durante 5 años a emprendimientos nuevos y de ingresos brutos durante 10 años. La ley también permite desarrollar proyectos turísticos en terrenos fiscales de hasta dos hectáreas. Es, además, una ley que regula la actividad desde la creación de un Registro de Prestadores de Servicios Turísticos, una acción que puede parecer menor pero tiene mucho peso para la valoración de la actividad", reflexionó.

Más que milagro, trabajo arduo
La encargada de la cartera de Turismo en Catamarca señaló que el turismo religioso es importante en la provincia "pero es limitado para la capacidad y potencialidad de Catamarca". En ese sentido, señaló que el incremento de visitantes responde, más bien, a la diversificación de la oferta turística y a las mejoras en la infraestructura que ofrece Catamarca."Por ejemplo, iniciamos un fuerte trabajo de puesta en valor de la Manzana del Turismo, refaccionamos el Mercado Artesanal, el Museo de Sitio El Pucará de Aconquija y pusimos en valor del Sitio Arqueológico El Shincal, entre otras acciones", enumeró. 

"Actualmente, hay muchas otras atracciones para el público de todas las regiones del país y también del exterior. Nuestro cronograma turístio se amplió incorporando nuevos eventos, pero también difundiéndolos en todo el país y fronteras afuera", indicó la funcionaria, que destacó también que se mejoró la conectividad aérea.

"Hoy, la promoción que hacemos de la provincia muestra una variedad mayor de paisajes. Catamarca está muy asociada al desierto, pero la vegetación y el agua también son parte constituyente muy importante de nuestra naturaleza. Hay aguas termales en Fiambalá y Tinogasta que durante años no tuvieron la difusión adecuada. Es decir, tenemos una amplitud y variedad de paisajes capaces de atraer a todos los gustos en cualquier época del año. Nuestra misión es generar las condiciones para hacer de esos paisajes un destino y difundirlos para atraer cada vez a un público mayor", continuó.

Si bien Catamarca está asociada con la imagen de La Morenita, no hay milagro, aunque entre sonrisas, Ponteferrada comenta que "la Virgen del Valle como Patrona del Turismo nos asiste en la tarea". "Llevamos muchos años trabajando incesantemente desde distintos ángulos para posicionar a Catamarca en el país y en el mundo", consideró. "Nuestro esfuerzo tiene como corolario la participación de distintos programas de calidad y 38 de nuestros prestadores obtuvieron distinciones. El Sistema Argentino de Calidad Turística del Ministerio de Turismo de la Nación permitió ascender a la provincia al puesto 14 del ranking nacional. Llevamos nuestro stand a ferias nacionales e internacionales, y en varias oportunidades obtuvimos el primer puesto a Mejor Stand Institucional", celebró.

"A pesar de estas cifras, me interesa destacar que no trabajamos para los números, trabajamos para que Catamarca sea conocida y ocupe un lugar en el buen recuerdo y corazones de los turistas. Pero sabemos, también, que son los números los que hablan de nuestro esfuerzo y nos enorgullece –a la vez que nos desapa– ver el efecto positivo de cada acción que emprendemos", cerró.

Te puede interesar