Glam Catamarca Glam Catamarca

Skin cycling: la rutina que cambia tu piel en 4 noches

Tener una rutina nocturna de skincare es muy bueno. ¡Pero que sea súper efectiva y rápida es mucho mejor! Belleza y salud en tiempo récord es lo que ofrece esta novedosa técnica. Te contamos de qué se trata.

Belleza
cara

Todas las esteticistas y dermatólogas del mundo lo confirman: cuidar tu piel es una necesidad. El órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel, merece una atención especial. Es por esto que aplicar los cuidados adecuados en los momentos adecuados es fundamental para mantenerlo saludable.

Por la noche, después de un largo día de trabajo, el cutis se ha enfrentado a tanto a agresiones externas -la contaminación, el viento, el frío o el calor-, como internas (estrés, mala alimentación, etc.). Y por eso es importante permitirle descansar. Además de una buena limpieza de la piel, la aplicación de un producto de cuidado es inevitable. Pero encontrar tu pequeño ritual nocturno no siempre es fácil. Por eso es que la rutina de Skin Cycling es furor en el mundo y marca tendencia en las redes. Elogiada por infuencers especializadas en belleza, parece ser la técnica de cuidado del cutis más completa para mejorarlo y mantenerlo sano.

¿En qué consiste el Skin Cycling?

Creado por la dermatóloga norteamericana Whitney Bowe, se basa en una rutina de skincare repetitiva de cuatro noches, que consta de 1 noche de exfoliación más 1 noche de retinoides, seguida de 2 noches de recuperación.

La primera noche consiste en exfoliar la piel con un exfoliante químico. Para ello, comenzamos por limpiar nuestra piel, y luego aplicamos un peeling. El exfoliante elimina las células muertas del cutis, mejora la textura de la piel y luego ayuda a la epidermis a absorber mejor los otros tratamientos en la rutina, como la crema hidratante o nocturna, por ejemplo.

La segunda noche se coloca el retinol. Después de limpiar la piel (como siempre), aplicamos un poco de retinol en todo el rostro, y luego lo cubrimos con una capa de crema hidratante. ¿La meta? Facilitar la renovación celular y estimular la producción de colágeno.

Para las próximas dos noches, es decir, la tercera y la cuarta, se recomienda una hidratación total de la piel (para que descanse y se reponga). Incluso durante la cuarta noche se puede agregar un aceite facial a la rutina, para sellar la humedad.

Te puede interesar

Lo más visto

Recibí nuestras noticias