Glam Catamarca Glam Catamarca

Cuello y escote: esas zonas olvidadas

Ambas zonas son de las primeras en presentar signos prematuros de envejecimiento. Cuidados básicos y tratamientos específicos.

Salud
cuello

La piel del cuello y el escote es, de por sí, una piel más fina y por lo tanto necesita cuidados más específicos. Podemos decir que en esas zonas sucede lo mismo que con nuestras manos: sin los tratamientos e hidratación necesaria, envejecen de manera prematura.

Pero las necesidades de estas dos áreas no son las mimas. En la zona del cuello el tratamiento se centrará en evitar la pérdida de elasticidad y la flacidez (que provoca el “descolgamiento” de la piel). Por esa razón, es fundamental prevenir con activos reafirmantes y redensificantes. Otro problema concreto de la zona del cuello es la papada.

En el caso de el escote, lo que se busca mayoritariamente es evitar el aspecto deteriorado de la piel, ya que al ser más fina suele estar fotoenvejecida (y muchas veces manchada). Lo ideal es tratarla con productos redensificantes y siempre protegerla del sol.

Las manchas aparecen por una sobreestimulación en la producción de melanina (ya sea por hormonas, medicamentos, genética o la exposición sin protección a los rayos UV). Algo que no me canso de repetir es que siempre debemos aplicar protector solar, ya sea que estemos al aire libre o en casa, porque también estamos recibiendo los rayos azules (de las pantallas). El protector solar es el mejor aliado contra el envejecimiento de la piel.

Ambas zonas son de las primeras en presentar signos prematuros de envejecimiento debido a las variaciones de contextura, las agresiones de factores externos como el sol, el viento o la polución o nuestros hábitos de vida. Tanto cuello como escote necesitan una rutina de hidratación diaria, por lo que los aceites y sérums son aliados.

¿Cuáles son los productos adecuados para tratar cuello y escote?

Sabemos que las necesidades del el cuello y escote no son las mismas que las del rostro, así que tampoco lo serán los productos de cuidado. Cuando buscamos un hidratante para el rostro, tenemos en cuenta las características particulares de cada piel. Hablamos de zonas con una piel más fina y delicada, por lo que debemos utilizar cremas hidratantes específicas, ya que su composición, textura, etc. serán distintas para adaptarse a las necesidades concretas: firmeza, anti-manchas, pieles oleosas, etc.

Tanto para hidratar en profundidad como para combatir los signos de envejecimiento prematuro, antes de una crema nutritiva debemos aplicar un sérum que, en este caso, sí puede ser el mismo que el de la cara: la vitamina C, el retinol, los factores de renovación o agentes reafirmantes como el DMAE (dimetil amino etanol) son los activos preferidos para combatir el paso del tiempo.

Los compuestos o ingredientes más importantes para cubrir las necesidades reafirmantes de cuello y escote son: los agentes hidratantes y nutritivos, reafirmantes como el DMAE, antioxidantes y activos en la síntesis de colágeno y elastina como la vitamina C y liporeductores en caso de necesitarlo, como la cafeína.

El estilo de vida también influye

Además de los cuidados cosméticos tenemos que prestar especial atención a nuestros hábitos de vida, ya que pueden ser la clave para garantizar el buen estado y la salud de nuestra piel. Los cambios en el cuerpo, por ejemplo, durante el embarazo o los cambios de peso, así como la práctica de deporte sin una buena sujeción. Podemos realizar ejercicios posturales y tonificantes como la flexión sobre la pared. Asimismo, las duchas de agua fría y los masajes circulares tonifican la piel son de gran ayuda.

Es importante usar llevar ropa interior cómoda y que se ajuste al pecho y lo contenga, así como también cuidar las posturas que adoptamos (caminar y sentarnos erguidas o evitar dormir de lado para no formar arrugas en la zona del pecho) y elegir corpiños deportivos de calidad que contrarresten el efecto rebote del pecho.

Tratamientos de gabinete

Exilis Elite. Se trata de una tecnología médica de vanguardia para el tratamiento no invasivo y eficaz indicado para aplacar los signos visibles del envejecimiento en cara, cuello y escote. Logra una notable reducción de los acúmulos de tejido adiposo. Redefine intensamente contornos corporales. Mejora visible de la flacidez cutánea facial y corporal. Aumenta la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. No tiene efecto rebote ya que se trata de un tratamiento progresivo y sostenido en el tiempo. Requiere de 1 a 4 sesiones.

Infini. Se trata de un sistema de radiofrecuencia fraccional que funciona tridimensionalmente. Sus 49 micro agujas crean en tu piel micro-agujeritos que mejoran la coagulación cutánea por la emisión de la radiofrecuencia que imparte las puntas de las agujas. En 1 sesión logra estimular el colágeno y la elasticidad de tus tejidos faciales sin causar daño térmico. Se puede realizar en cualquier época dado que no es un tratamiento fotosensible.

Asesoramiento: Dra. Cristina Sciales – Médica cirujana MN 66.744 @csciales

Te puede interesar

Lo más visto

Recibí nuestras noticias