Piel efecto glow

Belleza 07/05/2020
Iluminada y resplandeciente, sin manchas, tersa, nutrida y humectada… Lo que se busca es una piel de buena calidad a cualquier edad.
AP_PIEL-EFECTO-GLOW-800x401

No importa los años que se tengan, la preocupación por una piel de buena calidad es de todas las mujeres. Y con “buena piel” no nos referimos a querer parecer de 15 a los 50, sino a lucirla en todo su esplendor. La tez apagada, el cutis engrosado, las manchas que van apareciendo en diferentes etapas de la vida –desde las del embarazo hasta las de la vejez, pasando por las solares– y las secuelas del acné son las cuestiones más comunes.

Pero todo problema tiene solución y lo mejor es que en gran parte consiste en prestarle atención y dedicarle tiempo y cuidado al cutis. Porque el abandono y la dejadez (además del fotodaño y de hábitos nocivos como fumar y alimentarse mal) son los principales enemigos. La limpieza profunda diaria es fundamental y transversal (ya que ayuda siempre más allá de cualquier problemática en particular).

Se debe realizar cada noche e incluso también por la mañana, según el caso. Vale la pena seguir el ejemplo de las coreanas, de quienes se dice que tienen la mejor piel del mundo: su ritual de higiene facial comienza con aceite desmaquillante, continúa con crema o leche de limpieza y finaliza con jabón, mousse o gel. Si a la rutina de desmaquillarnos le sumamos los cosméticos adecuados, habremos completado la misión “tez cero defecto” en un 70%. No hace falta llenarnos de productos, con una buena hidratante para el día, un contorno de ojos, una crema nocturna de tratamiento (y algún booster, ampolla o sérum) es suficiente. La clave es ser constante.

Los peelings y exfoliaciones también son ideales para lograr más brillo y una tez unificada porque colaboran en el ciclo de renovación de la piel. Las células cutáneas se regeneran continuamente en la capa dérmica más profunda y viajan hacia la superficie para reemplazar a las viejas. Sin embargo, con la edad, el ritmo de renovación (que dura 28 días) se ralentiza y provoca cambios en las condiciones.

El peeling superficial con ácidos frutales –con el ácido glicólico como activo estrella– sigue siendo la técnica principal para eliminar las células muertas que nublan el cutis y para reducir los poros. ¿Otro beneficio? Tiene efectos demostrados sobre la producción de neocollagen y de ácido hialurónico, lo que también mejora su densidad.

El peeling con ácido kójico u otro agente despigmentante es inmejorable para tratar manchas (sobre todo las de origen hormonal). Lo único a tener muy en cuenta es adoptar protección SPF 50 para evitar cualquier riesgo de pigmentación. La buena noticia es que el otoño es el momento ideal para combinar la rutina diaria de cuidados con exfolicaciones suaves y lograr una piel perfecta y resplandeciente como una perla.

Te puede interesar