Catamarqueños For Export: Ignacio Batallán Medina

Catamarqueños For Export Por Grupo NG Catamarca
Vive en Málaga, España, hace casi una década. Siempre fue inquieto y quiso conocer el mundo. Es empresario y emprendedor. Cuenta que lo que más extraña de Catamarca son “la familia y los amigos”.
Batallan5

Segundo Ignacio Batallán Medina, de 36 años, es un emprendedor y empresario catamarqueño que hace 9 años radica en la ciudad de Fuengirola, en la provincia de Málaga (España). Actualmente es socio mayoritario, CEO y director de un centro médico deportivo dedicado al entrenamiento personal, fisioterapia, nutrición, medicina deportiva y traumatología. 

Batallan10

Batallán también es presidente y CEO del Club Voleibol Fuengirola. “Llevo más de 7 años trabajando en este proyecto y por el cual pasan unos 100 alumnos por temporada”, señaló. Según el empresario, Fuengirola “es unos de los mejores lugares de la Costa del Sol española por su clima, el tipo de extranjero residente (nórdicos) y por todas las comodidades que hace que tenga una calidad de vida muy alta y un costo de vida muy aceptable”, comentó en diálogo con GLAM CATAMARCA

Batallan7

Por otra parte, Ignacio cree que en Catamarca el concepto de negocio de un centro médico deportivo realizando un trabajo transdisciplinario “es algo que todavía no está explotado”. Y agregó: “El cuidado de la salud a nivel integral en un mismo lugar es fundamental para el proceso de recuperación o el proceso de llegar a los objetivos demandados. Creo que sería difícil compararlos con mi provincia”. 

Batallan9

Al consultarle que lo inspiró o lo llevó a dejar los afectos y la provincia, Ignacio admitió que siempre fue muy inquieto y tuvo muchas ganas de conocer el mundo. “Cuando terminé mis estudios decidí venir a Europa y aquí empezó mi gira”, afirmó. Aunque remarcó que lo que más se extraña de Catamarca son “la familia, los amigos y nuestra cultura”. 

Adaptación, costumbres y tradiciones

Ignacio reconoció que no le costó adaptarse a España y contó que allí pudo conseguir todo lo que necesita. “Realmente puedo decir que me pude acomodar muy bien y adaptarme a este país y a sus costumbres”, expresó. Y continuó: “Al principio no fue fácil, pero luego conocí bien el lugar y logré conseguir todo lo que necesito para no sentirme lejos de mi tierra (mate, asados) y muchas tradiciones que traigo de mi familia como las pizzas de los domingos, el fútbol con amigos, entre otras cosas”. 

Batallan3

Además, Ignacio sostuvo que Málaga es un lugar que está muy bien comunicado con toda Europa y América, “por lo que siempre hay de todo y más”. 

Pandemia 

En otro orden de cosas, Ignacio habló de la pandemia del coronavirus y comentó que le ha dado mucho tiempo que normalmente no tiene. “Pude aprovechar para ponerme al día con muchas cosas, y sobre todo disfrutar de mi hija. Puedo decir que ha pasado rápido”, destacó. 

Batallan1

A pesar de ello, Ignacio se lamentó que a nivel laboral sí hizo mucho daño. “El estar encerrado sin poder producir nos afectó a muchos, pero gracias a Dios seguimos en pie”, manifestó. 

Por último, Ignacio animó a aquellos que están pensando radicarse en otro país. “No es fácil alejarse de la familia y los amigos, pero si están dispuestos a buscarse un futuro en otro lado, fuera de Argentina, que lo hagan. Siempre que las cosas se hagan bien, va a funcionar”, concluyó.

Batallan6

Te puede interesar