¿Espacios para el bebé o un altar al ego?

Deco 24/06/2020 Por Arquitecto Marcos Herrera
En GLAM CATAMARCA le damos la bienvenida al Arq. Marcos Herrera quien a partir de hoy comenzará a escribir y aconsejar en materia de espacios, decoración, funcionalidad, entre otros temas inherentes a su profesión. Muchas gracias por ser parte de nuestro proyecto. Largamos con espacios para bebés.
Deco BB

En el mundo del diseño, el arte y la decoración, los espacios para bebés se ha consolidado, convirtiéndose en un producto muy demandado por padres muy concentrados en brindar a sus “Bendiciones” lo mejor de lo mejor, sin abandonar sus convicciones culturales.

El instinto, ese poder propio, un tanto naif, que mezcla la empírea y los arquetipos; “eso” que cualifica los hechos y los transforma en experiencias, que se van transmitiendo de boca en boca, de generación en generación y que definitivamente ejercen un rol dentro de nuestras comunidades. Podría decirse, hablando de instintos, que el materno es el de mayor credibilidad.

Una madre, generalmente es nuestro primer espacio concebido, la primera casa; es caliente, confortable, nos alimenta y nos protege. Por esta razón, es a partir de la madre, donde se van generando esos espacios donde habitamos y/o transitamos en la vida. Y siendo mamá nuestra primera referencia de vida y habitabilidad, tiene sentido que su criterio “instintivo” de cómo va a ser nuestra estancia bajo su institución sea indiscutible. En pocas palabras, mamá nos da nuestra primera habitación.

BB PORTADA

En el mundo del diseño, el arte y la decoración, los espacios para bebés se ha consolidado, convirtiéndose en un producto muy demandado por padres muy concentrados en brindad a sus “Bendiciones” lo mejor de lo mejor, sin abandonar sus convicciones culturales. En materia de arquitectura infantil, podría hablarse muchísimo, desde conceptos holísticos y poco duros, hasta planteamientos más formales y sistemáticos. Es un campo muy ligado a la emoción por encima de toda teoría, sin embargo, los aportes del diseño son infinitos, incluso esos donde lamentablemente se cometen errores.

Mamá y su afán por dar la bienvenida al nuevo integrante de la familia, siempre buscará la alternativa más favorable dentro de sus gustos, por eso hablábamos al comienzo de la mezcla de empírea y arquetipos. Con el tiempo y las mutaciones del diseño, la rama de la decoración es cada vez más customizada, temática y trendy. Esto facilita un abanico de posibilidades, desde ambientaciones cognitivas que, de alguna forma intentan dar campo al diseño y a las aspiraciones viscerales de mamá para con el bebé.

Mamá también es competitiva, y en algunos casos pasa que, queriendo lo mejor para el infante, se salte algunos códigos que el diseñador no le interesa discutir, por ejemplo: “me gustaría una habitación ambientada en todo lo marinero, muy minimalista, retro pero actual, masculino y sobrio pero creativo y divertido, un lugar feliz, pero todo muy ordenado, quiero que mis amigas se vuelvan locas de envidia cuando vean la habitación de Fausto Guillermo” y de alguna forma mamá no es una clienta fácil, con la que se pueda negociar demasiado, y puede que el diseñador quiera generar un ambiente infantil X, Y o Z y van a pasar muchas cosas que prefiero no plantear en este texto.

Me pasa últimamente, que los espacios para bebés ya no son espacios para niños, son ambientaciones coaccionadas, inventadas para definir la niñez, para presumir de diseño y para que el ego defina todo. A lo largo de mi experiencia, insistiendo en la incidencia del espacio arquitectónico en la conducta humana, quise escribir un poco sobre este tema, que puede resultar incómodo por el componente emocional, pero alguien tiene que decirlo, y este es mi aporte. Si estás leyendo esto, te invito a continuar hasta el final; voy a definir 6 patrones conceptuales al momento de configurar espacios infantiles.

Seis patrones
Comenzamos

1- Conocer el espacio donde va a funcionar la habitación, es importante delimitar el ambiente, conocer cómo funciona, cantidad de luz natural, ventilación, alturas de los elementos, tener pleno control de accesos, seguridad y confort. Recomendación, la primera habitación es el primer contacto con el mundo, hazlo seguro, pequeño y fácil.

Espacio BB
2- Iluminación: estimular al bebé es fundamental muy por encima de que mamá quiera presumir de la habitación, la recomendación es graduar la cantidad de luz que entra, puedes usar varias lámparas de luz cálida, distante unas de otras, y otra luz neutra general para cuando haya que hacer servicios específicos. Por favor, no usen proyectores de estrellas y naves espaciales o flores, el bebé no es un ente que hay que entretener, necesita de luz y oscuridad para que pueda reconocer cada cosa y diferenciarlas.

BB ILUMINACION
3- El diseño de interiores minimalista es hermoso. Lo limpio, lo monocromático se ve chic y prolijo ¡NO USARLO EN LA HABITACIÓN DEL BEBÉ! No caer en esa trampa, es el principio de la vida de un ser que necesita ser estimulado orgánicamente. Teorías científicas derivan estudios donde recomiendan el color en la habitación de un infante, colores vivos, alegres y divertidos. Un buen diseñador sabrá hacer buen uso del recurso. Los colores pasteles calman a los adultos, los niños no se merecen tanto aburrimiento.

BB ROOM
4- ¡Si al caos! Recomiendo usar juguetes con formas básicas (círculos, cuadrados, polígonos…) de varios tamaños, sin género definido, hay que dejar que al infante reconocer las formas, entenderlas y tomar sus propias decisiones. Esta etapa del crecimiento puede forjar o frustrar la creatividad del bebé. Una propuesta neutra que no coaccione garantiza un ambiente feliz.

BB JUGUETES
5- Si van a aromatizar el ambiente del bebé, es importante establecer que ese olor lo va a recordar toda la vida; recomiendo optar por cosas muy naturales y básicas. En el caso de sonorizar, garantiza audios maternos, sencillos, sonido de elementos de la naturaleza (Agua, viento, beats cremosos y algo de percusión que le recuerde el latir del pecho de mamá).

BB SONIDO
6- Finalmente, la decoración es una toma de decisiones conjuntas del diseñador y los padres, y el objetivo principal, al menos desde mi punto de vista, es garantizar un espacio feliz, donde esa persona que llega al mundo puede hacerse inteligente por sus propios medios de estímulo. No hace falta un TV, o una juguetearía tecnológica entera. Necesitamos muy poco y todo parte del amor, el querer hacer una buena acción.

BB HAPPY
Bueno, con esto no quiero satanizar a las casas de diseño de mobiliario infantil, que hacen un hermoso trabajo creativo, con esta reseña solo quiero poner sobre la mesa un criterio que considero, a veces olvidamos. No podemos decirle a la gente cómo vivir, industrializar la conducta humana para defender nuestros modelos de negocios; ¡insisto, un espacio productivo tiene que ser habitable, mutable y HUMANO!

Gracias!

Te puede interesar