Catamarqueños For Export: Fabricio Giusto Presti

Catamarqueños For Export 13/08/2020 Por Prensa Grupo NG Catamarca
El "viajero incansable", de 27 años, admite ser un “apasionado” y “orgullosamente catamarqueño”. Estudió Arquitectura, su vida se divide entre viajar y trabajar para seguir viajando. "La vida ya tenía preparada una ruta para mí", le dijo a GLAM.
116132837_323174035733243_6795620110976984430_n

A Fabricio Giusto Presti lo podríamos definir como "el viajero incansable". Admite ser un “apasionado” y “orgullosamente catamarqueño”. Estudió Arquitectura, pero eso no lo ató para radicarse en su Catamarca natal y, por ahora, en ningún lugar del mundo. Su vida se divide entre viajar y trabajar para seguir viajando. Se siente un privilegiado de poder disfrutar de este planeta tierra.

En diálogo con GLAM CATAMARCA, desde Estados Unidos, el joven de 27 años, comentó que tras egresar en la Universidad Nacional de Córdoba hace más de 2 años, había algo que lo tenía muy claro: “El mundo tenía mucho para enseñarme”.  

“Con titulo en mano, con una profesión, con una etapa importantísima de mi vida que se cerraba decidí emprender un viaje por el mundo. No tenía muy claro cómo ni por cuánto tiempo. Al principio era por 3 meses. Recorrí más de 20 países y 50 ciudades entre Europa, Medio Oriente, Asia y Oceanía, pero lo que no sabía era todo lo que la vida tenía planeado para mí”, expresó.  

115776068_596659134375307_7519324091127042476_n

Fabricio afirmó que ese viaje fue “un punto de inflexión en mi vida”, el famoso "click" que “nos mueve emociones, interrogantes y nos incita a reflexionar, pensar, repensarnos y deconstruirnos. “Esta etapa de mi vida la defino como una "montaña rusa de emociones", desde bajones, felicidad y adrenalina, hasta plantearme la idea de volverme a Argentina; todo pasaba por mi cabeza y todo era una posibilidad”, contó.  

-¿Cuál fue el momento clave? 

-Fue mi paso por Rusia, donde la vida me iba a poner un enorme desafío, y con ello un gran aprendizaje. Con un viaje que apenas tenía dos meses, una cultura totalmente diferente a la nuestra, desde la religión al idioma, el cual impedía relacionarme, sumado a mi escaso manejo de inglés, todo se presurizaba como una enorme olla a presión. Allí fue que exploté y experimenté una de las más impresionantes sensaciones: la de estar solo en medio de la nada, donde sos ‘nadie’ y ‘nadie’ te conoce. El no poder comunicarme me hizo dar cuenta que tenía un desafío personal en frente mío, y ese fue mi aprendizaje. Estuve a un paso de abandonarlo todo, pero decidí mirar para delante, ponerle la mejor cara para continuar lo que había empezado.  

116098469_636619367236293_8835075103026898136_n

-¿Y cómo siguió el periplo? 

-El viaje iba acercándose a los tres meses, las cosas habían mejorado, encarando todo con positivismo y confianza, estaba en el momento y lugar que quería, conociendo gente increíble de diferentes partes del mundo. Sin embargo, me faltaban dos semanas para el vuelo a Argentina desde Tailandia, y se me había pasado todo tan rápido que sentía que algo mas faltaba. Mi viaje estaba muy estructurado desde el principio, pero no consideré un elemento: LA VIDA YA TENÍA PREPARADA UNA RUTA PARA MÍ, y estaba llena de imponderables y nuevas aventuras. Ahí llegué a mi segundo aprendizaje: tenía que vivir más desestructurado, y dejando que la vida me sorprenda. Con este cambio de mentalidad decidí no tomar mi vuelo a Argentina y continuar el viaje por Australia.  

116134691_896627364156076_4506852769069605512_n

¿Y cómo te sostenías económicamente? 

-Los objetivos eran diferentes, mi cabeza no era la misma, y mucho menos mi forma de encarar la nueva etapa. Con mucha claridad en la necesidad y el deseo de hablar inglés a la perfección, tuve la oportunidad de pasar Año Nuevo en Sydney, una de las experiencias más recomendadas por aquellos que viajan. Ese mismo día, y para arrancar el 1º de año, con 45 grados de calor, salí a buscar trabajo. No me resultó nada fácil, el contexto no contribuía, pasaron semanas hasta que conseguí diferentes tipos de labores, desde jardinería, construcción a limpieza, algo en lo que no tenía experiencia pero que con mucho orgullo aprendí y los desempeñé. Mi paso por todos y cada uno de los lugares fueron APRENDIZAJE Y CRECIMIENTO PERSONAL. Y todos dicen ‘el tiempo pasa volando’, y así fue. Cuando menos me di cuenta, habían pasado seis meses trabajando y reuniendo dinero, pero sin mejorar el idioma, ya que lo único que hacía era relacionarme con latinos (GRAVE ERROR) aunque fueron un gran sostén y acompañamiento.  

116117189_723489478220275_8865164094556057187_n

-¿El aprendizaje del idioma era tu principal objetivo? 

-Uno de mis objetivos ya lo había cumplido, tenía el dinero, pero faltaba el idioma, fue así que decidí mudarme de ciudad, un lugar donde no haya tantos latinos y donde pueda vivir el inglés a un 100%. Brisbane fue la ciudad predilecta para ‘empezar nuevamente de 0’. Sin conocer a nadie me fui a vivir con alemanes y franceces. Debo confesar que no fue fácil, y hasta me frustré mucho por no entender lo que hablaban (aún siendo Inglés), pero ese fue el motor para que con el dinero que había reunido, empezase un curso de Inglés con una carga horaria de 40 horas semanales. Fue LA MEJOR INVERSIÓN QUE HICE EN MI VIDA. Todo iba mejorando y el idioma ya lo tenía instalado en mi cabeza. Ya terminando el curso sobrepasé los 15 meses desde mi salida de Argentina.  

115805094_3403636406316117_4001485582987491698_n
114714015_710919413031559_4483351628853072790_n
115772192_674509286471511_7624343795261901662_n

-¿Qué es lo que más extrañabas? 

- A mi familia. Luego de 15 meses, decidí darle la sorpresa a mis seres queridos de volver a pasar las Fiestas con ellos, volverlos a ver luego de tanto tiempo, fue una sensación inexplicable. Mi familia es y fue un pilar esencial en todo este proceso, desde el apoyo hasta el amor incondicional. Ellos me ayudaron cuando todo parecía derrumbarse y se alegraron con cada uno de mis triunfos también. Hoy mi familia es MI MOTOR. No puedo resumir las incontables anécdotas que viví pero si algo lo grabé a fuego es que salir de la zona confort, te da una apertura mental muy enriquecedora. Para mí no hay barreras, es todo una cuestión de actitud. Pasé las Fiestas con mi familia, y luego emprendí viaje de nuevo, esta vez lo hice con mi mejor amigo, Marcos, con quien recorrimos México y Estados Unidos, donde actualmente me encuentro. La idea era recorrer por dos meses USA y partir hacia Dinamarca en abril, que iba a ser mi destino para aplicar una visa working holiday por un año (te permite trabajar y vivir en el país). Pero nuevamente la vida se encargó de cambiar los planes y pausar el mundo con la PANDEMIA.  

Gabricio NY

-Para vos, ¿qué significa viajar?  

-Para muchos viajar es solo placer, para otros un aprendizaje, para algunos quizás simplemente no significa nada pero para mí… VIAJAR ES UNA FORMA DE VIVIR. Porque amo, vivo, aprendo, desando camino, me equivoco, me desilusiono, pero sobre todo ELIJO ESTAR, ELIJO VIAJAR Y ELIJO LA VIDA QUE LLEVO. Poder elegir, es un privilegio y estoy muy agradecido a la vida por ello. No sé cuál ni cuándo será el próximo destino, pero si estoy seguro de algo: SERÁ EN ALGÚN RINCONCITO DE ESTE HERMOSO MUNDO

Giusto Presti

Te puede interesar