Protocolo: Cómo dar la mano de forma correcta

Consejos 25/06/2016 Por Ariel Jarc
Saludar de forma adecuada es muy importantes en cualquier relación social, laboral o familiar. Un buen apretón de manos, no es que sea la llave del éxito, pero si es una parte importante de él. Un saludo correcto es fundamental para causar una buena primera impresión (lo mismo que con el vestuario).
i-4389-cG.22933.1

Un saludo, en este caso el dar la mano, debe hacerse cuando usted está parado. Las personas que se  saludan deben estar quietas en un sitio, nunca en movimiento.
Salvo en algunas culturas, en las que mirar a los ojos se puede interpretar como una actitud desafiante, al dar la mano debe mirar fijamente a la persona que saluda. El contacto visual es tan importante como el contacto físico de las manos. Las miradas huidizas suelen generar una cierta desconfianza. Si el saludo lo acompaña de una sonrisa, mucho mejor. Una cara agradable es una buena carta de presentación.

El saludo que hace a una persona por primera vez, debe ir acompañado de una frase de cortesía del tipo: "Encantado de [email protected]", "Es un placer [email protected]", etc. Si ya fueron presentados con anterioridad, servirá un simple "Me alegra [email protected] de nuevo", "Es un placer volverte a ver", "Cuánto tiempo sin coincidir con usted", etc. Las frases de cortesía pueden ser tantas como posibilidades da el vocabulario para combinar las palabras más utilizadas en este tipo de saludos como placer, honor, gusto, agrado, satisfacción, etc.

"El saludo debe ir acompañado por una frase de cortesía"
No es correcto negarse a dar la mano, salvo por una razón médica o especial (tener la mano vendada, escayolada, o con alguna otra lesión).

El apretón de manos debe ser breve, pero intenso, sin llegar a hacer daño a la persona a la que saluda. Los apretones flojos o muy flácidos, denotan una falta de energía, una cierta fragilidad, un poco de timidez, aunque no siempre es así. También es bueno recordar que cuando se da la mano a una mujer no se debe ejercer tanta fuerza como cuando se da la mano a un hombre, pero tampoco debe hacerlo de forma muy floja. Debe ser un gesto breve, de intensidad moderada.

El saludo más tradicional es dar la mano derecha, nada más. Hay personas que añaden a este gesto algún otro, tal como: poner su otra mano encima de las dos manos que saludan; agarrar por el codo a la otra persona; dar unas palmadas en la espalda, etc. No son los saludos más protocolarios, aunque si son admitidos.

Si da la mano, procure no agitarla demasiado, con un gesto exagerado de vaivén o balanceo, haciendo el saludo mucho más llamativo y menos discreto. Este tipo de saludo lo suelen hacer aquellas personas a las que les gusta llamar la atención. El saludo más correcto es aquel en el que solo se mueve la muñeca, lo que hace que el movimiento sea muy corto y discreto.

La persona de mayor rango o importancia es la que tiende la mano a la persona de rango inferior. No es muy correcto que usted "lance" su mano primero. Hay que esperar a que le ofrezcan su mano primero, las personas de mayor rango o edad, las mujeres y sus superiores.

No se olvide, salude a quien salude, de tratar de ofrecer una sonrisa, un gesto agradable y una mirada sincera.
Foto  The art of manliness  "Dar la mano de forma correcta"

Te puede interesar